viernes, 28 de febrero de 2014

La Universitat Jaume I y UBE Grup presentan los resultados del Proyecto de Desarrollo Tecnológico “Diseño institucional para la gestión de la ética y la responsabilidad social en UBE Europa y Latinoamérica”

La gestión de recursos morales como la confianza o la reputación es fundamental para llevar a cabo una actividad como la económica, y ello exige actualmente una mayor concreción de facto. Es decir, para la institución, organización o empresa ya no basta con demostrar que se preocupa por la comunicación, por decir lo que se hace y mostrarse poroso y sensible ante las expectativas y exigencias de los stakeholders, que también. Cada vez es más necesario para éstas establecer e implementar procesos que permitan a los stakeholders alertar, sugerir y/o denunciar de forma sistemática, segura y eficaz los abusos y malas practicas ético-legales en la institución, organización y empresa.
En este sentido, uno de los posibles mecanismos de comunicación que permitan mejorar los procesos participativos de los stakeholders en las distintas instituciones y organizaciones económicas, puede ser el sistema de comunicación whistleblowing de alertas y denuncias de irregularidades, que, dentro de un sistema de ética y cumplimiento como el desarrollado, aplicado e implementado por el grupo de investigación 033 -  Filosofía política y Ética empresarial de la Universitat Jaume I que dirige Domingo García-Marzá a través del Proyecto de Desarrollo Tecnológico  “Diseño institucional para la gestión de  la ética y la responsabilidad social en UBE Europa y Latinoamérica” [13I239.01/1], ayuda a mejorar la transparencia y promover procesos de resolución de conflictos mediante la participación comprometida de los implicados y/o afectados por las acciones y decisiones de la institución y organización.
Tras siete meses de intenso trabajo (septiembre 2013 - marzo 2014), esta estrecha colaboración entre la Universitat Jaume I y UBE Grup (2013-2014), cuyo objetivo ha sido orientar a UBE Grup en la definición y gestión del posicionamiento corporativo frente a la ética, así como diseñar los mecanismos y estructuras necesarias para su cumplimiento, ha permitido la elaboración y desarrollo de diferentes cuestiones, como un procedimiento básico para la gestión de las vulneraciones del Código ético; identificar y definir los principios, valores y normas que UBE Europa considera que deben orientar sus políticas, estrategias y toma de decisiones; desarrollar un sistema de comunicación con el que los stakeholders puedan participar y velar por el cumplimiento de los valores y conductas éticas definidas por UBE Grupdiseñar un comité de ética que permita avanzar en la comunicación y gestión de la ética y la RSE en UBE Grup.

La próxima semana se dará por concluido este Proyecto de Desarrollo Tecnológico  “Diseño institucional para la gestión de  la ética y la responsabilidad social en UBE Europa y Latinoamérica” [13I239.01/1] con la presentación de los resultados alcanzados, aunque con la predisposición de ambas partes de seguir colaborando en el futuro con proyectos conjuntos de este tipo.