domingo, 22 de julio de 2012

Adela Cortina: “La libertad humana siempre está condicionada”

"La libertad humana siempre está condicionada” ha indicado Adela Cortina, directora de la Fundación Étnor, en la ponencia inaugural del curso de verano de la UJI sobre “Neuropoder: aspectos éticos de la neuropolítica y la neuroeconomía”, porque existen causas, razones y emociones que nos predisponen hacia determinadas decisiones, aunque en su opinión siempre “existe un margen para cambiarlas”.

Cortina ha iniciado su exposición con la narración del experimento del neurofisiólogo Benjamín Libet, quien partidario de la idea del libre albedrío de Ecclés, demostró, por el contrario, que el cerebro mostraba cierta predisposición antes de que el sujeto fuera consciente de tomar una decisión, lo que corroboraría el hecho de que “la libertad no existe, sino que estamos determinados por algunos procesos inconscientes”.

Durante la conferencia titulada “El debate neuroético sobre la libertad”, la catedrática de Filosofía Moral y Política de la Universitat de València ha expuesto el dualismo epistemológico que existe sobre el tema, entre las corrientes deterministas y las libertaristas. Entre los primeros estarían aquellos que piensan que las acciones humanas están causadas por acontecimientos precedentes y no por la voluntad y la segunda que defiende una postura donde el ser humano actúa libremente en la toma de decisiones, aunque en ciertos sectores admiten que la experiencia o los acontecimientos puedan influir.

La catedrática ha afirmado que “las razones influyen en las decisiones humanas, pero que no son la causa de ellas” y que el cerebro actúa de tal manera que valora “con cuál decisión nuestra conciencia estará más conforme y más tranquila”, incluyendo también a las emociones como un elemento influyente en las razones.

 


Fuente: UJI



No hay comentarios:

Publicar un comentario